Ya no se quien eres ni tu nombre

Te lo dije, mi memoria a largo plazo es completamente inútil
Y los tiempos han cambiado, ya no tengo las mismas huellas 
y tu no tienes la misma voz
Como has cambiado, me dijiste al verme
¿Qué ha pasado con tu cabello? me dije a mis adentros
Mis manos se sienten desdichadas de momento
porque querían dormir en los arbustos rubios que decoran tu cabeza.
Nuestro primer y último momento fue pedirle a la impermanencia
de una estrella fugaz que tus labios fueran míos.
Hasta en eso me equivoqué, tu también eres impermanente,
lo nuestro también.

0 comentarios:

recent posts