Hola

¿Cómo empezar? ¿Por dónde? Es increíble todo lo que vivimos, fueron unos hermosos meses los que compartí a tu lado. Sería un buen inicio, ¿No? Yo no puedo odiarte, ni pensar que para mi estas muerto, sentí tanto dolor al decirlo... Siento tanto dolor al querer obligarme a odiarte, que me odio. Decidí no hacerlo: vivir sin rabia, sin rencor. Pero si hay un dolor muy arrecho que espero con el tiempo pueda sanar. Pido disculpas por esas horribles palabras que dije y que muy probablemente hayan generado también muchas cosas chimbísimas. Lo siento tanto, tanto, tanto...

Jamás me pediste que hiciera esto, pero no siento rabia por ti y mucho menos odio. Me duele porque quería en verdad esto fuera duradero, me duele porque por primera vez en mi vida consideré planes a largo plazo con alguien que no fuese de mi familia y me duele que hayas tenido tanto miedo de mi como para mentirme. Lamento mucho no haber podido tener la capacidad de que entendieras que te iba amar de cualquier manera, pero debía sentir respeto y consideración hacia mi persona.

Me, te, libero, pero lo siento... No puedo, por ahora, ser tu amiga. Hay mucho amor y mucho dolor batallando dentro de mi; hay tantas cosas que me gustaría preguntarte y que consideramos conversar con libertad absoluta y completa verdad, pero no es el momento y de repente nunca lo sea, pero, ¿Cómo saberlo?

Espero de todo corazón que logres conseguir eso tanto que deseas, que todos tus sueños los hagas realidad, que halles a esa persona que te entienda, te comprenda, te escuche, te hable, te respete y te ame como lo mereces. Entiendo que este no es tu momento para tener una relación como lo fue la nuestra. Tomate el tiempo para explorar lo que realmente quieres y lucha por ello, no te rindas tan fácilmente. Quiere con entrega, quiere de verdad, quiere como te gustaría que te quisieran a ti, con suprema libertad y con amoroso respeto. Te deseo de verdad todas esas cosas y muchas otras más, te las mereces. Eres una persona bellísima, yo lo se. 

La Vie

0 comentarios:

No debería tener título

Por esto, no debería escribir nada. Porque eso fue lo que pasó: nada. Soy un archivo más que puedes borrar o desechar de tu disco duro. Soy el polvo que puedes barrer y botar en la basura. Si, ese momento te llegó y debiste decidir. Pues yo también, no quiero ser más tu amante, no deseo ser tu amiga y tan siquiera tu conocida. No te lo mereces. Es un regalo demasiado preciado para ti, jamás lo supiste valorar. Fui demasiado tonta al haberte dado tanto y dejarme llevar por el "uno da para no recibir", para hacerte centro de todo mi universo cuando yo solo fui no más que un virus que llegó a tu vida pensando en reproducirse en puro amor verdadero. Pero, en realidad ¿fue verdadero?...

Es la única pregunta que me hago ahora, no quiero verte, no quiero saber de ti, puedes quedarte con mis cosas, puedes donarlas, botarlas, lo que quieras... El alerta de Avast llegó y me he puesto en cuarentena contigo, me has roto el corazón como nadie lo ha hecho y es muy poco probable que tenga arreglo. Gracias por todo y por nada, siento enojo, siento rabia... Porque una vez más no cumpliste con tu promesa... La de reconquistarme, una vez mas...

                                                                      -Eres un imbécil-
                                                                                                  La Vie

0 comentarios:

recent posts